Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar

Centro de Interpretación Parque Natural de Somiedo - Murias Chongas SL

inicio mapa web email: info@parquenaturalsomiedo.es webmail

Destacados

Flora

volver

Imprimir

En Somiedo está representada toda la diversidad de ecosistemas naturales y seminaturales de la zona central de la Cordillera Cantábrica. Los bosques ocupan la cuarta parte del territorio somedano , los más abundantes son los hayedos (Fagus Sylvatica) que genera unas condiciones que apenas permite el desarrollo de otras especies arbóreas o arbustivas.

Después de los hayedos, los bosques más representativos son los robledales que ocupan el cuatro por ciento de la superficie del parque.

En suelos silíceos, el Roble Albar (Quercus Petrea) se mezcla con el Abedul (Betula Celtibérica), en cambio, en suelos calcáreos, además del Roble Albar, aparecen Fresnos (Fraxinus Excelsior), Arces (Acer Pseudoplatanus) y Tilos (Tilia Platyphyllos).

Los abedulares y carrascales suponen el dos por ciento de la superficie del Parque . Los abedules se instalan en las zonas umbrías y silíceas, los carrascales son perennifolios, la encina Carrasca (Quercus Rotundifolia) ocupan solanas calcáreas.

A veces, también es frecuente el Quejigo (Quercus Faginea) que en Asturias su presencia se limita a Somiedo y a la zona del Cares.

El Quejigo y la Carrasca gozan de protección legal ya que están incluidos en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas.

En el resto de la superficie del Parque, hay Rebollares, Alisedas, bosques de Fresno y Arce y plantaciones de Castaño.

Las formaciones vegetales más frecuentes en el Parque son los matorrales resultado de la deforestación causada por el uso humano del territorio.

En sustrato calizo, son frecuentes los matorrales de Aulaga y Brezales.

En sustrato silíceo hay bosques de Brezo Rojo y Carcexa, Brecina, Brezo Blanco, Arándano.

Cuando los suelos están bien desarrollados, es más frecuente la presencia de piornales (Genista Florida) y la Escoba Negra (Cytisus Scoparius).

En las zonas más elevada donde el bosque no puede desarrollarse debido a las grandes heladas invernales, aparecen el Enebro Rastrero que en los suelos calcáreos se acompaña de Gayuba y en lo silíceos aparece el Arándano, la Brecina e incluso, la protegida Genciana (Gentiana Lutea).

En los roquedos calizos rezumantes, aparecen plantas como la Centaura de Somiedo (Centaurium Somedanum), endemismo que se da en algunas localidades de Teverga y de Somiedo. Aquí , en Somiedo, se puede localizar en el entorno del embalse de la Malva y en las zonas bajas del valle de Saliencia.

La Centaura es una planta herbácea que se ramifica casi desde la base, los tallos no levantan más de diez centímetros, tienen dos o tres flores de forma muy lobulada. Aparecen en rocas formadas por precipitación del carbonato cálcico disuelto en aguas previamente.

Dada la alta diversidad florística de Somiedo, no es extraño que en su territorio exista una elevada representación de la flora protegida, tanto por la legislación medioambiental autonómica como por la estatal y la europea. Entre las más singulares cabe destacar: la centaura de Somiedo (Centaurium Somedanum), el Acebo (Ilex aquifolium), la Genciana (Gentiana Lutea) etc.






Sorbus aucuparia  Genciana lutea Genciana verna
Drosera anglica





Vacilium myrtillus Lithodora prostrata Globularia repens Centaurium somedanum

© Centro de Interpretación Parque Natural de Somiedo - Murias Chongas SL Somiedo - Asturias - España Teléfono: 985 76 37 58
[ LOPD ]   Política de Cookies